Disipando el mito: Las uñas NO necesitan respirar

Anatomía de las Uñas

Anatomía de las Uñas

Aclaremos ésto.
Hola colegas! Soy su amiga Bella Martinelli® y después de algunos meses sin escribir me encuentro con ustedes ahora trayéndoles éste nuevo tema. Espero les ayude a disipar algunas dudas y les pido por favor que lo compartan tanto a sus colegas como a sus clientas y así tratar de educarnos un poquito más acerca de éste mito.
Tanto técnicos de uñas  como clientela han estado afirmando ésto durante años: que es necesario retirar esmaltes y/o uñas acrílicas para permitirle respirar a las uñas. No hay nada más alejado de la realidad. Es importante que los técnicos profesionales de las uñas entiendan que todo acerca de las uñas de manos y pies y los tipos de maquillajes que se utilizan para las mismas, deben de tratarse en conjunto en una sola unidad. Ésto incluye el tener el conocimiento básico de la anatomía de las uñas y su composición.
Los vasos sanguíneos proveen oxígeno y nutrientes a manos, dedos y uñas a través de otros vasos sanguíneos aún más pequeñitos. Las venas acarrean dioxido de carbono y toxinas y ayudan a que nuestro cuerpo los elimine. Éste complicado proceso es lo que nutre a la matriz de las uñas de manera que pueda producir células ungueales saludables.
Éstas células ungueales sanas conforman las suaves membranas que cubren la superficie de la uña llamados eponiquio, piegues laterales, hiponiquio, etc. Todo ésto son membranas vivas. La cama de la uña también es tejido vivo y consta de dos capas: la dermis y la epidermis. La capa de la superficie o dermis es semejante al tipo de piel que cubre el interior de nuestra boca. Ésta es también la capa que está pegada justo debajo de lo que llamamos placa ungueal. La placa ungueal está formada de células muertas y su función es únicamente la de proteger la dermis de la uña que se encuentra justo debajo de ésta. la placa ungueal NO necesita de oxígeno para sobrevivir…porque no está viva. No necesita respirar. Tampoco se le puede dar respiración artificial. No necesita oxígeno.
La realidad es que éste mito surge a partir de que las uñas son expuestas ya sea a productos no aprobados para su uso cosmético, al abuso de las uñas durante la preparación previa a la aplicación de productos o a una remosión no recomendada de uñas artificiales. La eliminación de capas de la superficie de la uña equivale a su adelgazamiento y debilidad. Las uñas no regeneran nuevas capas pues una vez eliminadas el daño es permanente hasta que la uña vuelve a crecer.
Éste es un proceso de entre 6 meses a 1 año para que la uña crezca por completo.
El término “dejar respirar a las uñas” tal vez surgió ante la necesidad de dejar que las uñas se regeneren después de cierto abuso y es recomendado cuando el técnico de uñas está consiente de que es necesario.
Cuándo es necesario dejar que las uñas se regeneren? Cuando la cama de la uña está sangrando o tiene alguna herida visible, cuando se ha sufrido de algún trauma o golpe y hay sangre acumulada y atrapada por debajo de la cama ungueal, cuando las uñas han sido muy rebajadas por la pulidora, cuando las uñas artificiales han sido arrancadas y se han debilitado, etc.
Es nuestra responsabilidad como técnicos de uñas la de informar y educar a nuestros clientes y pasar la voz también para educar a nuestros colegas. Tratemos

de desvanecer éste absurdo mito y permitirnos en su lugar aprender un poco más. El conocimiento es lo que nos separa del resto. Hágamos la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s